martes, abril 14

La Medicina en los Diálogos Platónicos 05 - El Médico en las Leyes, la República y el Político

EL MÉDICO EN LAS LEYES, LA REPÚBLICA 
Y EL POLÍTICO


En la República Platón define al médico por sus fines:

"No médico, en tanto que es médico, considera su propio bien en lo que prescribe, sino el bien del paciente; pues el médico verdadero es también un soberano que tiene como su súbdito al cuerpo, y no es un mero hacedor de dinero..."
En el Político complementa esta idea:
"Justamente como el médico, ya sea que nos cure contra nuestra voluntad o con nuestro consentimiento, y cualquiera que sea su modo de tratamiento - incisión, cauterio, o infligiendo algún dolor - ya sea que practique de acuerdo con un libro o no, ya sea rico o pobre, tanto si purga como si hace reducir de alguna manera o incluso engorda sus pacientes, es en todo caso un médico, en tanto en cuanto ejerza su autoridad sobre ellos de acuerdo con las reglas del arte, y solo si les hace bien, los cura y los salva. Y esto lo dejamos asentado como el único test apropiado para el arte de la medicina, o para cualquier otro arte o mandato."

En cuanto a sus cualidades personales, Platón apunta lo siguiente:

"Los médicos más habilidosos son aquellos quienes, desde su juventud, han combinado con el conocimiento de su arte la mayor experiencia posible sobre la enfermedad; es mejor que no sean ellos mismo muy robustos en salud, y deben haber padecido toda clase de enfermedades en sus propias personas. Ya que el cuerpo, tal como yo entiendo, no es el instrumento con el cual ellos curan los cuerpos; en tal caso nunca les podríamos permitir estar o haber estado enfermos. Más bien ellos curan el cuerpo con la mente, y la mente que se ha vuelto enferma no puede curar nada."

En cuanto al comportamiento con los pacientes y los distintos tipos de médicos, Platón hace en las Leyes una clara distinción entre los meros técnicos de la medicina y los auténticos médicos:

"Hay dos clases de médicos, aquellos que han aprendido de forma científica y aquellos otros que han aprendido solo por la experiencia. Como también hay dos clases de pacientes, los hombres libres y los esclavos. El medico de esclavos, los atiende sin escuchar sus quejas, ni observar sus individualidades, prescribe un tratamiento estándar para todos, y corre para ver el siguiente actuando como un tirano en las prescripciones que el da. Los médicos de hombres libres van a más allá, buscan las razones alejadas del padecimiento, y tratan de averiguar acerca de la auténtica naturaleza de la enfermedad, obtiene información de su familia y amigos, y no los tratan hasta haberlos convencido de la necesidad del tratamiento, trayéndoles así bajo su persuasión."

En conclusión, los Diálogos de Platón abundan en referencias, ejemplos y citas que están relacionadas con la Medicina y los médicos, es una fuente de inspiración valiosísima, pues clarifica con simples trazos lo que la medicina debe ser y lo compara con la justicia y la política en la sociedad. Precisamente los trabajos de Platón toman frecuentemente al buen médico como ejemplo del buen político. No quisiera cerrar este pequeño artículo sin recordar una vez más el viejo lema, tan repetido pero tan poco comprendido:

Mens Sana y Corpore Sano

No hay comentarios:

Publicar un comentario